Sobre biobeds

Sobre Biobeds

La biobed se originó en Suecia como una respuesta a la necesidad de disponer de un método sencillo y efectivo para minimizar la contaminación ambiental producida por el uso de plaguicidas. En especial, durante el llenado del equipo de aplicación, típico ejemplo de contaminación puntual.

¿Qué es una biobed?

El diseño sueco original de la biobed consiste en tres componentes dispuestos en un agujero en el suelo de 60 cm de profundidad: una capa de arcilla en el fondo (10 cm); una biomezcla de paja, suelo y turba (50:25:25 vol %) llenando los restantes 50 cm y una cubierta de césped en la superficie. La biobed dispone también de una rampa que permite que el equipo de aplicación sea conducido y estacionado encima. Una biobed eficiente debe promover una alta capacidad de absorción de los plaguicidas y una actividad microbiana que permita degradarlos.

Los estudios a nivel laboratorio empezaron en Suecia en 1990 y fue en el año 1993 cuando los primeros prototipos de biobed fueron construidos y estudiados. El período donde se observan los niveles más altos de plaguicidas es durante la temporada de aplicación i.e. cuando se usan con mayor intensidad. Una vez ocurrido el derrame los plaguicidas son retenidos en la parte superior de la biobed y la mayoría son degradados dentro de un año.

Las tres fotografias (derecha) muestran el proceso de construcción de una biobed en un predio agrícola sueco, desde la base hasta la rampa colocada sobre la capa de césped. Foto: Maria del Pilar Castillo