Sistemas similares

Sistemas similares

Biofiltro (derecha)

El biofiltro se originó en Bélgica. Este sistema consiste en una serie de recipientes de plástico, de 1 metro cúbico de volumen, apilados en forma vertical y conectados entre sí con tuberías y válvulas. Cada recipiente se llena con la biomezcla.

Antes y después de este sistema, se incluyen tanques para el acumulado del agua contaminada con plaguicidas y para el almacenamiento y evaporación de los efluentes, respectivamente. El agua contaminada se bombea hacia los recipientes con la biomezcla para la retención y degradación de los plaguicidas.

El efluente pasa luego a través de los recipientes finales que suelen tener plantas donde el agua es evaporada por evapotranspiración.  El biofiltro puede constar de dos a tres unidades de 1 m3. La cantidad de unidades/recipientes está determinada por varios factores pero por sobre todo depende de los volúmenes de agua a tratar.

Foto: Wageningen UR-PPO

Phytobac (izquierda). Este es un sistema comercial, desarrollado por Bayer CropScience e inspirado en el concepto sueco de la biobed. Consiste en un tanque de 60 cm de profundidad y construido de materiales impermeables para asegurar la retención completa de los contaminantes y los efluentes. El tanque se rellena con la biomezcla que está constituida por tierra vegetal y paja picada. A diferencia de la biobed, la Phytobac no lleva una capa superior de césped pero si lleva una cubierta exterior que protege el lecho de la lluvia. La Phytobac está pensada para tratar todos los volúmenes de agua contaminada procedentes de los residuos del tanque y derrames durante la mezcla/carga, enjuague y limpieza de los pulverizadores. Puede ser utilizado solo o conectado a la zona de mezcla/carga y limpieza. En este último caso, se conecta a un tanque de almacenamiento intermedio donde se recogen y se recirculan los efluentes a la Phytobac. El agua en la Phytobac está regulada solamente por evaporación. Foto: Bayer CropScience

Biodep (derecha). La biodep (biodegradación de plaguicidas) fue desarrollada en Guatemala por Agrequima. Está también inspirada en el concepto sueco de la biobed con una diferencia importante, el tamaño de este sistema es apreciablemente menor porque está ideado para el llenado de mochilas de aplicación.

Sólo se necesita un área suficiente para que una persona esté parada en la biobed llenando la mochila. Es un buen ejemplo de un tipo de biobed para predios más pequeños.
Foto: Agrequima, Guatemala